Exministro de Defensa de Bolivia planeaba un segundo golpe usando mercenarios estadounidenses

Un alto funcionario del gobierno boliviano saliente planificó el despliegue de cientos de mercenarios estadounidenses para revertir los resultados de la elección de octubre 2020 en el país suramericano, según documentos y llamadas telefónicas grabadas obtenidas por The Intercept.

El objetivo de reclutar a los mercenarios era bloquear, a la fuerza, la toma de posesión de Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales. La trama avanzó a pesar de que Arce, protegido de Evo Morales, arrasó con el 55 por ciento de los votos en la primera ronda, eliminando la posibilidad de una segunda vuelta.

En una de las grabaciones filtradas, una persona identificada como el ministro boliviano de Defensa dice que su agenda está “centrada en evitar la hecatombe de mi país”. Las fuerzas armadas y la población tienen que “levantarse nuevamente”, agregó, “y no permitir el gobierno de Arce. […] Estas próximas 72 horas

Continue lendo no The Intercept.